lunes, 11 de julio de 2016

miércoles, 6 de julio de 2016







LISBOA

Puertas al mar
puentes imposibles
bosques mágicos
castillos encantados.

Escaleras enroscadas
al centro de la tierra.

Tranvias escaladores,
bullicio en Alfama
de puertas multicolores,


Olor a sal
materia de fado
atardeceres atlánticos
y sabor ultramarino.

jueves, 10 de marzo de 2016

LA CALLE DE LAS PALOMAS









La calle de las palomas
es un sueño
donde habitan 
las utopías cotidianas,
donde habita
el invierno hosco,
helador y solitario,
el verano 
de niños vociferantes
el músico,el pintor
genial y recluido
el entrañable
escultor de luces,
 hacedor de espacios,
el jardinero de rosas bellas
el urdidor de ideas,
mecanismos y artilugios
el botero moderno
y psicodélico
el francés beligerante
con el tiempo y las palabras.


Donde habita 
el calor de casa,
la impotencia de los años,
la adolescencia impaciente,
donde habita la vida.



La calle de las palomas
es un sueño.


No es,
pero yo vivo en ella.

miércoles, 2 de marzo de 2016

DELHI











DELHI

La veja y la eterna
que te impregna
la ropa y los sentidos,
que te rompe y regenera,
que te seca la boca,
que te llena los ojos,
que te inunda la piel.

Delhi
que te satura,
el color,el calor,
el olor,el sabor.
el dolor,el sudor,
la miseria, la opulencia,
la gente que transcurre
abarrotando las calles,
los rickshaws locos,
las bicicletas equilibristas,
los tullidos,los mendigos,
las sonrisas que te miran,
las manos que te piden

Delhi
que te oprime,
que te engaña y que te adula.

Delhi.
Deseas huir
o quedarte para siempre.

lunes, 29 de febrero de 2016








FADO


Se respira el fado
en la saudade,
en la voz de Amalia,
en el luto
de los músicos bohemios
y noctámbulos.
(fadistas que peregrinan
desde el atardecer
a Alfama.)

Se respira el mar y la bruma,
la brisa que dispersa
las quejas de la voz profunda,
de la voz dolida y añorante.


Entre alegre y melancólico,
se respira el fado,
te llega dentro.

jueves, 25 de febrero de 2016







EL BOLERO DE JULITO


Desgarrado y cursi, 
triste,
de amor y desamor,
de garitos a media luz.

Doloroso y oscuro
hecho de jirones de piel
y lágrimas,
de profunda pena,
de ausencias,
de diosas inalcanzables
e irreales,
(pérfidas ellas).

De soledad y alcohólico
incluso de sangre y traición,
de magia y bruma.

Arrimado al jazz
sin tocarlo...
y para terminar
acordes abiertos.

Así es su materia.






                                                                                                        A Julito Deschamps